DESTACADAS
Home -> MÉXICO -> Sargazo es un problema real, grave y muy grande: Oceanólogo

Sargazo es un problema real, grave y muy grande: Oceanólogo

El recale masivo de sargazo y su descomposición en las playas del Caribe Mexicano, “no es un tema ‘fifí’, para afectar a un gobierno”, aseguró el oceanólogo, Joel González Chiña, quien indicó que la atención del problema -que calificó como “muy grave”- no implica sólo el despliegue de barcos y sargaceras para recoger las macroalgas en el mar, como hará la Secretaría de Marina (SEMAR).

Egresado de la Universidad Autónoma de Baja California, el oceanólogo en biología marina, con especialidad en Acuacultura y Pesquería, es integrante del Consejo Técnico Asesor (CTA) de Quintana Roo, que integra a diferentes científicos y académicos de alto nivel, para elaborar diagnósticos y recomendaciones para la atención del fenómeno.

González Chiña explicó, en entrevista con EL UNIVERSAL, que si bien las explicaciones económicas y turísticas, son en sí mismas, ya muy graves, la parte que más debería preocupar es la ambiental, pues afecta a todo el ecosistema costero.

Aclaró que el problema no es el sargazo, sino su llegada masiva y su descomposición en la costa, lo cual daña la playa, los pastos marinos, el agua del mar y los arrecifes.

“Hay que entender que el sargazo no es el enemigo. El problema es que está llegando en grandes cantidades y que éstas se acumulan en la orilla de las playas y rebasan la capacidad para recogerlo.

“El problema es la descomposición de estas macroalgas, que generan olores fétidos, que producen ácido sulfhídrico y que éste mata a los pastos marinos, que tienen diversos servicios ambientales, como el fijar la arena, lo que entonces implica que la playa se erosione; también son alimento de las tortugas. Tenemos agua acidificada, de color marrón o café, que afecta la calidad el ambiente de los corales, que necesitan luz y aguas claras y limpias para vivir. Es una cadena de impactos”, ahondó.

Recordó que desde el 2015, cuando surgió la primer crisis por el arribo inédito de sargazo pelágico, se recomendó recogerlo en el mar, antes de que llegase a las playas.

La estrategia actual sigue esa línea; sin embargo, remarcó que no basta cosechar las macroalgas pardas sin una metodología, ya que dentro del mar, el sargazo es un organismo vivo, un ecosistema marino que sirve de refugio y alimento para diversas variedades de peces y organismos marinos.

“La recomendación ha sido que a bordo de barcos y sargaceras vayan biólogos y especialistas para identificar, llevar una bitácora, documentar y que se establezcan lineamientos para la recolección del sargazo. También se requiere de mayores estudios y de investigación científica; no es tan fácil, ni sólo llegar y recolectar el sargazo y ya”, expresó.

Información de El Imparcial

RSS
E-mail
YouTube
YouTube
Instagram