DESTACADAS
Home -> MIGRACIÓN -> México hace oídos sordos a la insistencia de Trump sobre el muro

México hace oídos sordos a la insistencia de Trump sobre el muro

Resultado de imagen para trumpEl Gobierno mexicano quiere evitar a toda costa una nueva confrontación con la Casa Blanca, después de que Donald Trump resucitara la consigna de construir un muro fronterizo y hacer que su vecino del sur pague por él. “México está pagando por el muro, pronto lo descubrirán”, ha dicho el presidente estadounidense este martes en un mitin de campaña en Wildwood, Nueva Jersey. “No queremos pelearnos, amor y paz”, ha contestado Andrés Manuel López Obrador, su homólogo mexicano, en su conferencia matutina de este miércoles. Las declaraciones se produjeron horas antes de la firma en Washington del nuevo Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TMEC), este miércoles.

Trump ha apelado nuevamente a una política migratoria de mano dura y a vilipendiar a México para apuntalar su candidatura para las presidenciales de noviembre. El presidente celebró que un reciente triunfo en los tribunales le permitirá destinar 3.600 millones de dólares de fondos militares para continuar con el proyecto de su muro fronterizo. “Ya estamos construyendo ese hermoso muro”, ha presumido el mandatario, que espera reelegirse cuatro años. “Y a final de cuentas y agradablemente, México va a pagar por él”, ha agregado Trump, quien afronta un juicio político en el Senado estadounidense promovido por el Partido Demócrata.

Las provocaciones de Trump reaparecen después de que su Gobierno lanzara a finales de mayo pasado la amenaza de imponer aranceles a México si no ponía freno a la migración desde Centroamérica. Ambos países alcanzaron un acuerdo in extremis, tras estar durante poco más de una semana a las puertas de la mayor crisis diplomática de los últimos años. El pacto implicó un viraje en la política migratoria de México, que pasó de permitir la estancia por razones humanitarias a más de 13.000 inmigrantes en enero de 2019 a cerrar el paso y cargar contra la última caravana migrante que partió de Honduras a principios de este año. López Obrador también ha matizado su discurso tras su llegada al poder: pasó del discurso soberanista de Oye Trump —un libro que publicó en 2017— a insistir en la cordialidad y la buena relación con Washington.

“Lo que quisieran nuestros adversarios es que nos peleáramos con el presidente Trump”, ha reclamado López Obrador. “No tenemos problemas de conciencia, no vamos a actuar con baladronadas”, ha agregado. El mandatario ha enmarcado las declaraciones de Trump en la campaña electoral. “Son tiempos especiales”, ha dicho. Una de las máximas prioridades de su Administración es capotear el largo camino hasta las votaciones de noviembre y evitar engancharse con la diplomacia a golpe de tuit y los insultos de Trump, han señalado fuentes de la Cancillería mexicana. En junio de 2015, Trump anunció su candidatura a la presidencia con insultos hacia México, llamando “violadores y delincuentes” a los inmigrantes irregulares y diciendo que “México no es nuestro amigo”, para justificar que los vecinos pagaran su propuesta de muro.

Tras el acuerdo migratorio con México, la Casa Blanca firmó en los siguientes seis meses una serie de pactos bilaterales con Guatemala, El Salvador y Honduras para contener a los inmigrantes y refugiados en ruta a EE UU, que dieron paso a la creación de un muro virtual en México y Centroamérica, según organizaciones civiles y activistas. Como resultado, cada vez menos inmigrantes llegan a suelo estadounidense y las detenciones en la frontera sur de Estados Unidos cayeron un 75% entre junio y noviembre del año pasado, según datos oficiales. Se trata de la segunda caída más grande que se haya registrado en un periodo de seis meses.

Información de El Pais

RSS
E-mail
YouTube
YouTube
Instagram