DESTACADAS
Home -> MIGRACIÓN -> Licencias de conducir para inmigrantes

Licencias de conducir para inmigrantes

 

16 OCT LICENCIAS

Los defensores de los inmigrantes en Colorado, frustrados por el prolongado período de espera de quienes solicitan licencias de conducir independientemente de su situación legal, prometieron presionar a los legisladores en los próximos meses para que asignen fondos a fin de permitir que el programa satisfaga la demanda.

Una coalición de grupos promotores de los derechos de los inmigrantes dijo esta semana que pedirá los legisladores que autoricen más oficinas a emitir las licencias especiales, aunque tendrán dificultades para convencer a los republicanos que se oponen al programa y que han tomado control de más de la mitad de la legislatura.

Los republicanos han contraatacado en otros estados que emiten licencias a quienes están en el país sin autorización o con estatus legal temporal. En Nuevo México, la gobernadora republicana Susana Martínez, la única gobernadora hispana en la nación, ha tratado de revocar la ley varias veces, pero sus esfuerzos se han estancado en el Senado controlado por los demócratas.

Diez estados y el Distrito Columbia tienen esos programas, que según sus partidarios ayudan a los inmigrantes a estar asegurados e informados sobre las reglas de conducción. Los oponentes sostienen que las licencias premian el comportamiento ilegal.

En Colorado, los demócratas que aprobaron el programa hace dos años sin apoyo republicano enfrentan ahora un Senado estatal controlado por republicanos. Esto ha dado a esta bancada poder acerca de si se debe asignar fondos para nuevas citas de solicitud de licencia.

Los inmigrantes aguardan meses para conseguir las licencias de conducir especiales y tarjetas de identificación por medio de tres oficinas. Se les cobra más que a los residentes legales y las tarifas que pagan financian el programa.

“Ninguno de esos aumentos en las tarifas han ayudado a nuestra comunidad”, afirmó Víctor Galván, organizador en Denver de la Coalición de Colorado por los Derechos de los Inmigrantes. “Ese dinero pertenece a la comunidad”.

Las licencias especiales cuestan 79,58 dólares en comparación con los 25 que pagan los residentes legales. Las tarjetas de identificación para inmigrantes cuestan 26,68 dólares, mientras las de los residentes legales cuestan 11,50.

La organización de Galván y otros partidarios de los inmigrantes, incluso Mi Familia Vota y Driver’s Licenses for All, planean empezar a llevar sus gestiones ante los legisladores el mes próximo cuando estos empiecen a trabajar para el nuevo presupuesto estatal.

Colorado subestimó la demanda inicial de las licencias.

Desde que comenzó el programa en agosto del año pasado, 14.299 inmigrantes han recibido licencias de conducir y otros 2.218 han recibido permisos para conducir, según cifras estatales. Otros 2.278 han recibido tarjetas de identificación.

“Creemos que está totalmente financiado, totalmente financiado según la ley aprobada”, afirmó el senador republicano Kent Lambert, quien dirige la Comisión Presupuestaria Conjunta que redacta el presupuesto.

Pero los grupos de inmigrantes dicen que muchos más están aguardando las licencias. Las citas se registran con 90 días de anticipación.

“La demanda de este programa ha sido muy elevada”, afirmó Daria Serna, vocera del Departamento de Ingresos de Colorado. “Una vez que se ofrecen las citas se llenan muy rápidamente. Los recursos de que disponemos no nos permiten servir de manera oportuna a todos los interesados en este programa”.

Sin embargo, también notó que hay gente que no se presenta: ha habido más de 5.000 casos desde el lanzamiento del programa.

Al comienzo, las citas se efectuaban en cinco locales. El Departamento de Ingresos solicitó en enero gastar 166.000 dólares en tarifas del programa para contratar de manera permanente a algunos trabajadores temporales y expandirse potencialmente a otras oficinas para atender la gran demanda.

El departamento opera ahora tres oficinas según un compromiso que acordaron los líderes partidistas en marzo para permitir que la agencia use 66.000 dólares de las tarifas.

Colorado tiene 180.000 residentes sin autorización, según el Pew Charitable Trusts, que difundió en agosto un estudio sobre los estados que emiten licencias de conducir independientemente del estado migratorio de los solicitantes.

AP / Foto: Especial

Somos Identidad Migrante

 

   
RSS
E-mail
YouTube
YouTube
Instagram